Emisiones de Carbono (parte 2)

La discusión hoy en día sobre la necesidad de reducir las emisiones de dióxido de carbono, viene mayormente de la relación que se hace entre el aumento de dicho gas de efecto invernadero en la atmosfera y la creciente actividad humana dependiente del uso de energía fósil.

Internacionalmente existe un consenso general sobre la necesidad de reducir dichas emisiones, para poder combatir el calentamiento global, y desde hace algunos años se están implantando mecanismos que faciliten a los países y sectores productivos una reducción de manera gradual. En este sentido es importante saber cuales son estas tendencias y algunos de los mecanismos existentes para reducir las emisiones de carbono, además de vislumbrar algunos de los obstáculos existentes.

El Protocolo de Kyoto, es posiblemente el mecanismo más conocido en este tema. Dicho documento es producto de un convenio internacional dentro del Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático el cual fue adoptado en diciembre 1997 en Kyoto, Japón y entro en vigor en Febrero 2005. Para Febrero 2009, 183 países lo han firmado y ratificado, siendo el más polémico Estados Unidos, por no ratificarlo.  El protocolo establece compromisos legalmente vinculantes a la reducción de 4 gases de efecto invernadero entre ellos el dióxido de carbono.

Bajo este convenido los países industrializados se comprometen a reducir sus emisiones en un 5.2% de sus niveles en 1990. Esto lo pueden realizar bajo tres tipos de mecanismos:

  1. comercio de derechos de emisión: Donde el gobierno establece un límite de la cantidad de gases que pueden ser emitidos, y las empresas son obligadas a gestionar una serié de créditos que dan derecho a emitir una cantidad determinada de gases. Estos créditos pueden ser vendidos y/o comprados dependiendo de las dinámicas del mercado. Este tipo de comercio es visto como más eficiencia que la imposición de impuestos o regulación directa.
  2. Mecanismo de Desarrollo Limpio: Donde los gobiernos y empresas pueden suscribir acuerdos para cumplir con las metas de reducción invirtiendo en proyectos de reducción de emisiones en países en vías de desarrollo, como una alternativa para adquirir certificados de emisiones. Las que pueden ser más atractivas que en sus propios mercados. La ventaja de este mecanismo es la potencial transferencia de tecnologías más limpias a los países en desarrollo.
  3. Implementación Conjunta: En el cual un país industrializado puede hacer inversiones en proyectos de reducción de emisiones en otro país industrializado como una alternativa a reducir dichas emisiones domésticamente. De esta manera los países pueden reducir los costos de cumplir con sus compromisos.

Exista la discusión si el Protocolo de Kyoto ha sido exitoso, o si es considerado suficiente, para reducir las emisiones de carbono. Entendiendo de que inicialmente fue propuesta para que las reducciones alcanzaran para el 2012 y no fue sino hasta el 2005 que entro en vigor. Otra de las discusiones se centra en que los costos de su implementación son mayores a los potenciales beneficios del mismo, o que el año de referencia 1990 no es el más representativo como base. A la fecha existen varias críticas al Protocolo de Kyoto, y también su buen grupo de promotores. No obstante, entre los pasos más importante es el objetivo de reducir las emisiones de carbono y la búsqueda de otros, y mejores, mecanismos para hacerlo.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s