Emisiones de Carbono (parte 1)

Gases de Efecto Invernadero: Dióxido de Carbono

En los últimos años el uso de términos como calentamiento global, emisiones de carbono, protocolo de kyoto y gases de efecto invernadero, entre otros, han sido más frecuentes. En varias oportunidades no se han descrito claramente dichos términos, sus causas, importancia y consecuencias lo que crea una confusión en el colectivo sobre que significa en nuestro día a día. En esta edición abarcaremos los gases de efecto invernadero.

Los gases de efecto invernadero son vitales al fenómeno, natural, del efecto invernadero. El cual mantiene la vida sobre la tierra, ya que sin ellos la temperatura en la superficie de la tierra sería en promedio -18C. Entre estos gases se encuentran el vapor de agua, dióxido de carbono, metano, óxidos de nitrógeno, ozono y CFC.

Hay que notar que el vapor de agua es responsable de un alto porcentaje del efecto invernadero, hasta un 85%[1]. No obstante debido a su tiempo de residencia en la atmosfera (alrededor a 10 días) y su capacidad de cambiar fases (sólida y liquida), entre otras, hace que su concentración sean altamente variables en el espacio y tiempo. En contraste con el metano (CH4), 12 años, y dióxido de carbono (CO2), entre 5 y 200 años, con tiempos de residencia substancialmente mayores[2] lo cual hace que su potencial de Calentamiento Global sean más significativos.

Históricamente estos gases provienen de dos fuentes: a) del ecosistema (natural) y b) de actividades humanas (antropogénico), por lo que su nivel de concentración ha sido bastante constante en la atmosfera hasta la revolución industrial. Desde los 1700s la actividad humana ha incrementado la concentración de gases de efecto invernadero, especialmente del dióxido de carbono, principalmente debido a la quema de combustibles fósiles y la deforestación.

La situación actual indica que la concentración de CO2 en la atmosfera a pasado de un nivel pre-industrial de 280 ppm (partes por millón) a 387 ppm en la actualidad. La discusión internacional busca relacionar estos niveles de concentración al fenómeno de efecto invernadero y sus causas, donde el IPCC (Panel Intergubernamental de Cambio Climático) estima que al llegar niveles cercanos a los 700 ppm se tendrá un incremento en la temperatura promedio entre 2 y 4.5 C.

Se ha observado que los cambios de temperatura tienen efectos drásticos sobre los ecosistemas, niveles de agua fresca, potencial de producción agrícola, por lo que actualmente es de interés controlar la producción antropogénica de gases de efecto invernadero, como el dióxido de carbono.

El efecto invernadero y los gases que mantienen dicho fenómeno son importantes para mantener la vida en el planeta, la discusión se centra en los niveles de concentración debido a la actividad del hombre y como reducir o mitigar su producción a fin de reducir las consecuencias del aumento respectivo en la temperatura. En nuestra próxima edición se presentaran las tendencias y mecanismos actuales para reducir las emisiones de carbono.

Este tema es de alto interés en el sector de la construcción debido a su alto consumo de energía (mayormente por combustible fósil) en la producción de materiales de la construcción y vida de las edificaciones.


[1] http://www.realclimate.org/index.php/archives/2005/04/water-vapour-feedback-or-forcing/

 

[2] http://geosci.uchicago.edu/~archer/reprints/archer.2005.fate_co2.pdf

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s